Fallo frecuente en calderas de gasoil

fallo de caldera

El fallo mas frecuente en las calderas de gasoil es la falta de mantenimiento anual. La mezcla entre el gasoil y el oxigeno del quemador de la caldera debe de ser el adecuado para no gastar demasiado en gasoil. Si la boquilla se mancha, cambia la combustión de la caldera  aumentando el gasto de gasoil.

Los problemas en las calderas son muy comunes y, muchos de ellos, se deben de solucionar con ayuda profesional. Estos problemas dependen en gran medida del estado general de la caldera. Una caldera antigua tiene más inconvenientes y requiere un mantenimiento con mayor frecuencia que una caldera nueva. La calidad y las características de fabricación también influyen en el rendimiento. Por esto recomendamos las calderas Domusa, Ferroli, Celini que ofrecen un buen servicio y rendimiento. Las calderas de mala calidad comienzan a funcionar mal poco después de su compra. Por lo tanto, invertir en una caldera es fundamental. Es elemental revisar y controlar anualmente las calderas para prolongar su vida útil.

Los fallos más frecuentes son todos debidos a una falta de mantenimiento y suelen detectarse por:

  • Mala combustión
  • Pérdida de presión
  • Filtraciones de agua
  • Calor mal generado
  • Obstrucciones